Ósmosis inversa doméstica, comparativa con otras fuentes de agua. La calidad

Ósmosis inversa doméstica, comparativa con otras fuentes de agua. La calidad
“El agua es inodora, incolora e insípida”. Este debería ser el estándar de calidad del agua de uso de boca, junto con las máximas garantías de salubridad, naturalmente. Esto es lo que nos enseñaron en el colegio, cuando éramos pequeños, quizá lo más básico sobre el agua.

- La calidad del agua del grifo, todo y estar garantizada por la administración, sabemos que ofrece alguna duda. Generalmente sólo cumple con la condición de “incolora”, y no siempre. Por poner un ejemplo ilustrativo. En estos últimos años se han comercializado con cierta frecuencia filtros reductores de arsénico, presente en el agua de red en concentraciones muy bajas, puesto que provoca problemas en la maquinaria de hostelería, sobre todo en las maquinas de café. El arsénico precipita y se acumula en los conductos más pequeños, obturándolos.

Aunque la normativa obliga a unas cantidades máximas de contaminantes aceptadas en las analíticas, existen muchos compuestos que el cuerpo no elimina, acumulándose como el arsénico en las cafeteras. Por pequeña que sea la concentración, lo recomendable es eliminarla. Todos hemos oído hablar de las analíticas realizadas en nuestros ríos, en las que hemos sido capaces de detectar incluso fármacos.

Sabemos todos que las aguas residuales urbanas, convenientemente depuradas, se vierten de nuevo al medio ambiente, al río, o al acuífero correspondiente. Imaginemos un río con diferentes ciudades y pueblos distribuidos a largo de su recorrido. Aguas abajo de los puntos de vertido de las depuradoras urbanas, existen plantas de captación de agua que tratan y distribuyen agua potable, en el siguiente pueblo o ciudad. Si además tenemos en cuenta que solo los municipios de más habitantes están obligados a disponer de sistemas de depuración, el tema empeora.

Todo esto sin entrar a valorar su sabor, en algunos casos muy “extremo”.

- La calidad del agua embotellada es muy variable, dependerá del lugar de captación y los tratamientos a los que se la somete antes de su envasado. Incluso el sistema de envasado puede influir en su sabor, como ocurre con los envases plásticos, por ejemplo. Sin tener en cuenta que existen aguas envasadas en el mercado que proceden de red, agua del grifo embotellada. Sin embargo, las empresas embotelladoras están obligadas a controles analíticos muy exhaustivos, con lo que su salubridad está garantizada.

- La calidad del agua purificada por ósmosis inversa es la más alta de todos los sistemas de obtención de agua para consumo doméstico. Elimina sedimentos, malos sabores y sales disueltas. Es un agua libre de residuos, pesticidas, abonos, metales, etc.

Los que estamos acostumbrados a esta tecnología disfrutamos del agua en su estado más puro, incluso las aguas embotelladas de mayor calidad no pueden competir con la total ausencia de sabor del agua osmotizada. Únicamente la sensación de beber agua en un manantial de alta montaña es comparable con el sabor del agua de nuestro equipo de ómosis inversa.

ósmosis inversa icubs