Bacterias para tratamiento de aguas residuales. Conceptos generales

 Bacterias para tratamiento de aguas residuales. Conceptos generales
La degradación biológica es un proceso natural mediante el cual la materia orgánica es utilizada por microorganismos para crear nueva biomasa produciendo dióxido de carbono, agua y compuestos nitrogenados como subproductos.

El hombre ha desarrollado sistemas de tratamiento usando microorganismos que están en la naturaleza para neutralizar los residuos tanto de origen doméstico como industrial.
Las bacterias en los sistemas de tratamiento de aguas residuales eliminan la materia orgánica (disuelta como en partículas) para transformarla en crecimiento de nuevas células y en subproductos, es decir, son descomponedores primarios. Los microorganismos usados en tratamiento de aguas residuales se seleccionan tanto por su capacidad para aprovechar la materia orgánica como por su capacidad de sedimentación una vez que el proceso de degradación se ha completado, ya que las bacterias y ciertos tipos de protozoos son capaces de aglutinarse formando flóculos que sedimentan fácilmente dando un sobrenadante claro. Las bacterias filamentosas y los hongos pesan poco y su área superficial es grande y por lo tanto sedimentan mal, causando problemas de bulking (espumas).


En una planta de tratamiento de aguas residuales durante el proceso de degradación tienen lugar tres etapas de biodegradación:


- Transferencia: proceso por el cual la materia orgánica se pone en contacto con los microorganismos. Puede ser por absorción, la materia orgánica disuelta es transportada al interior de la célula para ser utilizada como fuente de nutrientes, o bien por adsorción: las bacterias adsorbidas a las partículas coloidales segregan enzimas que las rompen en partículas más pequeñas que pueden ser transportadas al interior de las células.


- Conversión: las bacterias van metabolizando sus nutrientes.


- Estabilización: cuando las bacterias están "llenas" su actividad disminuye y sedimentan o floculan fácilmente.

Los microorganismos en un sistema biológico de tratamiento de residuos son sensibles a muchos parámetros. Una carga orgánica muy elevada hace que las bacterias del sistema no sean suficientes para consumir todos los nutrientes existentes, o bien unas temperaturas extremas (frías y calientes) pueden ralentizar el metabolismo de las bacterias de tal manera que la disminución de la DBO no cumpla con los requisitos de vertido del efluente.
Por todo ello, para un tratamiento efectivo es necesaria la adición de bacterias para aumentar o restaurar el proceso de degradación en los tratamientos biológicos. El uso de productos biotecnológicos no sólo se incrementará la población microbiana sino también se utilizarán microorganismos que se adaptan mejor a condiciones de fluctuaciones de, por ejemplo, temperatura, pH, salinidad, etc....
Este proceso de adición o aumento de biomasa ya existente se conoce con el nombre de bioaumentación. Tema del que hablaremos en otro artículo.

Te invitamos a conocer nuestra sección biotecnología, con productos biotecnológicos de limpieza y bacterias específicas para la digestión de diferentes contaminantes.